domingo, 29 de noviembre de 2015

El peronismo de los pobres no es el pobrecismo del partido del y para el poder


Mientras la secta cristinista prefiere ceder extensión  para ganar en intensidad, el peronismo que ha tercerizado sus servicios electorales al FPV la última década busca afirmarse en el PJ y hasta se piensa lo suficientemente atractivo como para re-integrar al fR/UNA y lograr que este, de fuerte impronta anti-cristinista en su base, se lance al vacío al aceptar subir a un tren fantasma en el que seguramente el motorman sea CFK.

Este post continua la serie de los por qué no debe el FR/UNA involucrarse en la reconstrucción del peronismo, en la pesuasión de que lo mas probable es que este lo arrastre en su caída. 

En principio hay quienes ya especulan que Massa va a tener que tercerizar los servicios electorales del PJ si quiere en el futuro seguir en carrera por la presidencia de la nación, casi como una condena. Alguno va mas allá y arriesga que Massa/de la Sota, gobernadores, lideres provinciales y la secta cristinista llegarán juntos ya en 2017 y que ganando en ese turno y en la condición  de rejuntado pueden vencer al radicalismo y al PRO en 2019... obviamente que son los mismos que aun no se han enterado que los reyes magos son los padres. 

Para ese objetivo, el de ponerse en carrera sin auto-critica, mera lavada de cara con "ganadores" provinciales y rostros amables al frente para tapar los impresentables, es que algunos desde el PJ lanzan el anzuelo al rio con la carnada de internas de un partido que tiene existencia en la laptop de su apoderado, algún pescado siempre cae en la trampa pero no es mas que eso, un pescado. 

Tan burda es la maniobra gatopardista que ha causado hilaridad y es atacada con fina y gruesa ironia, aquí la vamos a rebatir con el auxilio del oráculo porteño Alberto Fernandez.

Alberto F. apunta a desarmar argumentativamente el fundamento de las verdades peronistas N° 21 y 22: "el peronista corre siempre presto en auxilio del vencedor" y "peor que la traición es el llano". Leamos

"siempre buscan a los emergentes entre los que fueron elegidos en sus provincias, pongo en duda eso, porque lo que necesita el peronismo no es ver quien es el que gana, el peronismo está cansado de ganar y se ha olvidado de su identidad y lo que tiene que resolver es ¿que es?, ¿que quiere ser? y ¿que quiere representar?. No podemos ser siempre el partido que corre  presuroso detrás del que gana, tiene que pensarse bien, el peronismo tiene que hacer memoria, tiene que acordarse que una vez fue conservador con Luder, neoliberal con Menem, Progresista con Nestor Kirchner y populista cachivache con CFK. El peronismo nació al escenario político para representar a los que no tienen voz, a los sectores mas postergados, se ha olvidado de eso, el mayor problema que se le presenta hoy no es resolver quien lo conduce, es discutir que es , que quiere representar, y ese es el gran debate que se ha postergado. Lo ha postergado CFK en 8 años por que le ha venido muy bien este peronismo servil, este peronismo obediente,convertir al peronismo en un cuartel donde todos obedecen y nadie piensa es casi lo ideal para un presidente, pero el peronismo tenía que haber hecho otra cosa, lo que el peronsimo tiene que hacer ahora es preguntarse si es que le quiere servir a la política del futuro."
Alberto F. deja abierto el guión para que el lector imagine el final, mas categórico Lucas Carrasco, el fukuyama de esta época, le pone un fin a la historia al proclamar la muerte del peronismo con varios escritos que he leido en diferentes medios.

Aqui va el de ayer que sugiero leer completo en la pagina linkeada
Así como el kirchnerismo no se explica sin la implosión de la UCR tras el desastre que heredó De la Rúa del entonces presidente Menem, la victoria del PRO no puede entenderse sin entender la desaparición del peronismo...
Solo quedó en pie el ala conservadora del peronismo: los gobernadores del norte que necesitan imperiosamente que la Nación les preste papeles pintados para pagar el aguinaldo. Ese es todo su horizonte político. Pero la cosa aún puede empeorar: ungir a Fellner contra Aníbal Fernández en ese Club de Perdedores que se ufanan de ser la nación, lo popular, un frente y para la victoria; es lo mismo que regalar el peronismo conservador a Macri....
¿Puede sobrevivir el peronismo? Sí, claro. Todo país necesita un partido de los pobres, un universo simbólico y aspiracional que si no lo ocupa a política, sucede lo que hoy sucede en los sectores populares: los maneja la policía, con la colaboración estratégica de las redes internacionales del narcotráfico, la amenaza de bajezas de exclusión aún más pronunciada... Sobre ese matorral de angustia se establecen redes de supervivencia marcadas por la violencia, la explotación y la aplicación antojadiza de la ley, hecha y derecha contra esos sectores. 
El problema es que todo eso termina transando en el territorio con el peronismo realmente existente una convivencia inmobilizadora, mientras las turbinas del sistema económico están ajenas a estos suburbios y siguen generando desigualdad social, cultural y educativa ampliando la brecha entre incluidos y excluidos, quizás como nunca antes en la historia de la especie humana.
Esos dos mundos, los pobres y los ricos, no son antagónicos porque no los regula la lucha de clases sino la díada exclusión-inclusión. La grieta verdadera...
Al perder, el peronismo, patrimonio simbólico como Partido de los pobres, el peronismo tenderá a fusionarse con los nuevos tiempos...
Al no ser los trabajadores sindicalizados un sujeto social de importancia en el país real, al no tener sentido una alianza con cualquier sector que se quiera de las fuerzas armadas y al perder predicamento entre los humildes el catolicismo (no la fe ni el cristianismo); el peronismo se fue diluyendo como razón histórica. La narrativa de los beliebers K, anclados en Palermo y soñando con una década del 70 completamente imaginaria, falaz y encima heroica, no quedaba otra que esta capitulación sin gloria, sin honor y sin sentido hacia el Arca de Noé que era el gobierno de la provincia de buenos Aires.
El Arca no la maneja ya Noé. Hay un nuevo Capitán.
Subirse es dejar de existir, bajarse es quedarse solo.
Esperemos que no termine asi, aunque comparto el trazo grueso del diagnostico de Lucas (*).


Si la tradición de la que vienen la mayoría de los dirigentes del FR/UNA es la peronista lo que tenemos que plantearnos es si dessde el PJ, o con el PJ mas la secta cristinista podemos reconstruirlo en su esencia que es la representacion de los interses de los sectores humildes, no ya preguntarnos si rejuntandonos podemos asegura relr egreso al poder para hacer muy poco por quienes decimos representar (**).

besis y abraxis


(*) Mas de Lucas Carrasco aqui http://panamarevista.com/2015/11/23/macri-quiere-privatizar-la-familia-kirchner/ (**) sobre este punto, el partido construido desde el poder y para el poder, tengo ya tecleadas una lineas sobre el "maximato" mexicano que publicaré en los próximos días.