jueves, 26 de noviembre de 2015

El último circulo del infierno


Alta crítica desde el ex sciolismo de izquierda
Lentamente el ex FPV-PJ pasa a modo autocritica, es sana siemrpe la autocritica, mas cuando se dirige a las causas reales y no simplemente a salvar el cuero del que la alienta. Está empezando a pasar, se ve desde intercambios tuiteros como el que sigue  y en declaraciones y actitudes de los dirigentes




HaL______: sí y no. Perdimos porque todo eso generó un escenario donde otros errores se pagaron más caros que en anteriores oportunidades.
 Guido: No se, donde más votos te faltan es en la provincia del candidato. No me parece lo definitivo.
HaL______: el candidato ganó en esa provincia en tanto perdió el aspirante a sucederlo, que fue ungido en otras esferas.
Guido: ¿Criticamos la sobresemiotización y no consideramos que una mala gestión puede tener consecuencias electorales?
HaL______: dejate de joder, Guido, lo único que falta es inferir que se perdió por la gestión provincial. No boludeemos.
Guido: No boludeo, fue un gobernador pésimo. Es lo que te contestaba cada uno que querías convencer de que lo vote.
Hal:  y qué carajo tiene eso que ver con perder en Córdoba, Mendoza, Santa Fe o La Rioja? En fin.
Y el intercambio sigue...
De todas las puntas de ovillo de la autocritica que madura lei esta que sigue y como me parece digna de destacar porque plantea un punto que muchos no quieren tocar, el rol de CFK, el actual y el futuro quisiera commartir parrafos con el/la lector/a de este blog.

El historiador Alberto Lettieri, director académico del Instituto Dorrego y profesor universitario, se refiere a los confinados al ultimo circulo del infierno del Dante, los traidores y se despacha sin pelos en la lengua.
“Roma no paga a los traidores”
Urquiza traicionó a Rosas después de señalarlo con el beso de Judas. El General Lonardi a Perón. Y Cristina, más que a Daniel Scioli, a las esperanzas de la mayoría del pueblo argentino.
¿Cómo explicar la traición? ¿Cómo aceptar que la Argentina sigue siendo el país del NoMeAcuerdo? ¿Cómo entender que el Proyecto Nacional encuentre siempre su límite en la defección interna, de quienes se presentaron como convencidos partidarios, para luego lanzar la estocada artera?
El pueblo no es una entidad a la que deba elogiarse cuando vota de nuestro lado, y denostarlo cuando lo hace en sentido inverso.
A partir de aquel nefasto 27 de octubre de 2010, el peronismo fue expulsado pacientemente del “modelo” y Néstor fue convertido en un padre fundador al que se le adjudicaban ideas y proyectos que no tuvo
Néstor vino a proponernos un sueño, de la mano de Daniel Scioli. Cristina vino a proponernos una pesadilla, de las manos de la Cámpora, Nuevo Encuentro, Carta Abierta, y demás favoritos del entorno.
Cristina vino a imponernos un sucesor, y tuvo éxito: el nuevo presidente de tod@s l@s argentin@s: el Ingeniero Mauricio Macri.
Por el lado del peronismo, los nombres de Urtubey, Massa, Perotti, Randazzo, y también del propio Daniel Scioli si supera el mal trago de esta experiencia electoral, serán los responsables de impulsar la indispensable renovación.
¿Y Cristina? ¿Se aplicará para ella la admonición de Escipio, “Roma no paga a los traidores”’ ¿O demostrará, una vez más, que su capacidad de cálculo político sigue intacta?
No fue magia, compañer@s. Las cartas están expuestas.

Lealo, es mi sugerencia del dia http://infobaires24.com.ar/roma-no-paga-a-los-traidores/

2 comentarios:

alicia lopez pugliese dijo...

Hola. No suelo hacer comentarios, pero esto ya es indigno, peor que lo de nelson castro...Creo que vos sabés, omix, de que se habla cuando se habla de traición. Se te ven las babas cayendo por las comisuras de los labios. Alicia Lopez Pugliese

Gustavo Daniel Molina Pagano dijo...

Alicia Lopez Pugliese

La traición es una de las virtudes desterrables, del llamado "Peronismo", del cual formo aún parte. Por traiciones de todo tipo, me quedé fuera del movimiento. Pero prestemos atención, porque muchos de dichos traidores, sobre todo los del FPV, están metidos en las intendencias de Mauricio Macri.

La gran pregunta, es: ¿Cómo hacer que el peronismo deje de serlo todo? El proceso de reconstrucción está en marcha, aún con un nuevo nombre.

Un saludo cordial