lunes, 4 de junio de 2012

una Provincia al rojo vivo

Desde el kirchnerismo puro y duro apuntan a Anibal, pero.... 
Mariotto sigue haciendo lo suyo, es decir esmerilar a Scioli y mientras tanto ¿quien se ocupa de los bonaerenses?
Déficits crónicos y una “quita”, con relación a 2011, en la coparticipación de fondos nacionales que para el conjunto de distritos sumó $900 millones, son las causas centrales de la asfixia financiera que este año sufren muchas comunas. Pero los intendentes apuntan también a una merma en el ritmo de crecimiento económico que reduce los ingresos sobre los niveles previstos, tanto propios como de origen provincial y nacional. 

"Tuvimos que cortar horas extras, suspender obras y ajustamos por donde pudimos porque en nuestro caso, la baja en la coparticipación es de 7,5 millones de pesos", le dijo a este diario el intendente de Coronel Suárez, Ricardo Móccero.
En la vecina comuna de Berisso, desde el mes pasado se están pagando los sueldos en forma desdoblada. 
El intendente de 9 de Julio, el radical Walter Battistella, fue uno de los primeros en blanquear las dificultades para juntar fondos y poder pagar sueldos en tiempo y forma. "Desde hace más de dos meses que estamos desdoblando", señaló.
Y en Ituzaingó, el intendente Alberto Descalzo debió postergar el pago a los funcionarios para cumplir en término con los salarios de los empleados.
Otra comuna en problemas es Pinamar. En el marco de una delicada crisis institucional -el intendente Blas Altieri podría se apartado del cargo por el Concejo Deliberante-, la localidad balnearia anunció que apelará al pago desdoblado de sueldos ante la falta de recursos. 
En rigor, con honrosas excepciones, buena parte de las comunas está en dificultades. En Puán, el intendente Facundo Castelli admitió que está "complicado" para el pago del aguinaldo. Y en Saavedra debieron hacer un recorte de horas extras en el marcho del achique de gastos.
Diario "El Dia" de la Ciudad de La Plata (click aqui)

Activado por el Vicegobernador, el fantasma de los sobornos se instaló apenas iniciado el trámite del ajuste fiscal. Mariotto mencionó las coimas como un mecanismo supuestamente habitual para acordar leyes y a partir de allí la oposición debió sobrellevar todo el proceso bajo sospecha. Rumores sobre presuntos montos y supuestos beneficiarios -a cambio de dar quórum- que iban variando según las usinas, fueron creciendo con las semanas. Y finalmente pasaron del “boca en boca” a la palabra escrita, en un chateo entre el vice de Diputados, el camporista José Ottavis, y una legisladora de la agrupación juvenil, que “hablaron” de esas versiones en plena sesión de tratamiento del ajuste impositivo.

La difusión de una foto que mostró esos mensajes puso al asunto en el centro de una polémica, que estalló hace unas horas cuando Ottavis “se defendió” con comentarios, sobre el posible pago de sobornos, que ponían nítidamente bajo sospecha al propio gobernador Scioli.
Marisa Alvarez, 3/6/2012