jueves, 5 de mayo de 2011

Paolo Rocca (2da y última parte)

El grupo empresarial Techint (los Rocca) es en si mismo un experimento corporativo-político interesante para seguirle el tranco de su desarrollo y relaciones de poder por aquellos interesados en descular la delgada línea que separa (o une) lo político de los intereses de los grandes conglomerados económicos, ese insensible paredón donde se estrellan los devaneos ideológicos de las fuerzas políticas en el poder.
equilibra las presiones fenomenales de un El trazo grueso de proyecto de (digamos) Techint-Clarin (aunque el multimedio huele a calas) parece semejarse a la "idea de país" de Néstor Kirchner, aunque la alianza con la CGT de Moyanoempresariado que se despertó tras el sueño neoliberal con otro espíritu pero con la misma insaciable apetencia por mantener o incrementar sus ganancias a costa de todo.

Sus rostros visibles

El grupo tuvo y tiene hombres fuertes a lo largo del tiempo, uno de ellos fue Sergio Einaudi quien operaba en el momento de ser postulado Néstor Kirchner de candidato presidencial en lo que se suponía era la continuidad del duhaldismo. El holding puso sus fichas sobre el patagónico como hacía prácticamente con cada nuevo mandatario.
Para hacernos una idea acabada del momento en el que operaba Einaudi debemos recordar el contexto económico de la época. A la pregunta ¿Que había pasado en el país después de la caída de la alianza en diciembre de 2001 hasta esa fecha? la contesta Miguel Solé:
Las devaluaciones y sus efectos, están en cualquier manual de economía. Son una teoría que supone que al devaluar y disminuir los costos de producción a través de una disminución del costo laboral, aumenta la competitividad de la actividad productiva y eso desata un círculo virtuoso de mayores ventas, mayores ganancias, mayores inversiones, mayores empleos, mejores sueldos… (la teoría del Spill-over o del derrame) Por supuesto que rara vez se pasa del segundo punto y los más afectados son los que permanentemente dan crédito a la actividad económica, aquellos que trabajan una quincena o un mes, para recibir al final un salario que alcanza para mucho menos de lo que alcanzaba al inicio del mes.

Duhalde asume la presidencia de la Nación en 2002 y produce una perversa innovación en la teoría económica. A principio de 2002 Duhalde – Mendiguren –Remes hicieron algo que no estaba en ningún manual y constituyó el mayor fraude económico financiero de la historia económica moderna a nivel mundial.
Combinaron estas cinco medidas:

- Devaluación de la moneda, de 1 a 1,4 aunque en pocos días el dólar llegó a casi cuatro pesos y los salarios perdieron un 60% de su poder adquisitivo.
- Pesificación asimétrica, la deudas bancarias se mantuvieron uno a uno, beneficiando a los sectores endeudados de la economía, entre ellos el sector agropecuario que pudo cancelar sus deudas en el sistema financiero pagando un tercio de lo que debían y cosechando al triple de lo que les había costado la implantación de sus cultivos.
- Apropiación y pesificación de los depósitos; Duhalde no cumplió con el ya famoso “el que depositó dólares recibirá dólares” y los depósitos fueron devueltos en general en pesos devaluados.
- Socializaron las reservas, las reservas que eran de los tenedores de pesos pasaron a ser de un plumazo del banco central. No hubo estampida inflacionaria porque sencillamente el mercado interno quedó destruido y los argentinos nos acostumbramos por fuerza, a vivir con una moneda sin respaldo.
- Continuaron con default de la deuda soberana que en más de un 50% ya estaba en manos de inversores argentinos y de las AFJP.

Como terrible resultado entre el 1 de enero de 2002 al 30 de septiembre del mismo año, 30000 argentinos pasaban cada día a ser pobres, nueve millones de argentinos más en nueve meses pasaron a ser pobres. En septiembre de 2002 más de la mitad de los argentinos era pobre y más de un 25% estaba sin trabajo.

Néstor Kirchner rechazó el insistente ofrecimiento de Duhalde para que fuera Jefe de Gabinete, porque estaba en total desacuerdo con la maniobra que urdieron quienes, ante la necesidad de salir de la convertibilidad aprovecharon la situación y generaron la mayor transferencia de recursos del trabajo y el ahorro hacia el capital que además lo retiró del país ( 20000 millones dólares en 2001 y otro tanto en 2002)
(Cliquear aquí para leer completa la nota)

Una de esas empresas a las que les interesa el país fue Techint, alguna moneda nos deben, creo.

De aquel tiempo preelectoral es este cable de la agencia oficial de noticias argentina:
Bs As, 19/02/2003 (Télam).- El titular de Techint, Sergio Einaudi, negó este miércoles que los empresarios le hayan pedido al candidato presidencial justicialista Néstor Kirchner una modificación del tipo de cambio actual.
"No, absolutamente. Pedimos que siga un tipo de cambio flotante, el actual está relativamente alto pero el mercado lo mantiene así", dijo el empresario italiano luego de reunirse con Kirchner.
En declaraciones a los medios de prensa, Einaudi consideró que el programa político del gobernador santacruceño "tiene una gran capacidad de administración, con criterio y con decisión nacional".
Para este momento el neoliberalismo era tiempo pasado para el holding.
Acto seguido Einaudi es desplazado de la jefatura y en su lugar los Rocca colocan a Luis Betnaza quien encara la relación con el nuevo gobierno. De Betnaza podemos apuntar a modo de digresión que es el autor intelectual -entre otras- de la idea del combate contra el "fascismo K", aunque nos resulte una ironía que un ejecutivo de Techint se anime a acusar a cualquier otro cristiano que no sea uno de sus mandamases de "fascista", peeero bue... pase, no le vamos a discutir todo lo que anden diciendo por ahí.

Como opera su negocio el holding hoy
Techint juega por que tiene intereses que defender y muñeca y medios para hacerlo. Esos intereses son regionales por lo tanto juega en varios tableros nacionales a la vez y para cada uno tiene un "proyecto de país" que defender los que debe asegurar en el tiempo y espacio las condiciones óptimas para su mayor provecho (seguridad jurídica que le llaman).

Para explicar sus movimientos actuales recurro (nuevamente) a Cynthia Lana
“el proyecto” Terniun Sidor constituye un clásico sistema de transferencia de riquezas: se vende barato el acero a sus propias empresas en el exterior para luego importar, mucho más caro, los caños sin costura (que son fundamentales para la industria petrolera venezolana). Se trata de un “valor agregado” que se genera en el propio proceso productivo y gracias a que la empresa transnacional desarrolla las distintas etapas en distintos países.
Este es el sistema de negocios que alberga la tendencia neodesarrollista, surgida en América Latina como resultado de la crisis neoliberal. Proceso que lideran los mismos
monopolios que se cobijaron en la ortodoxia monetarista o la desnacionalización del aparato productivo y que ahora, según Claudio Katz, “manteniendo aceitados vínculos con el capital financiero, promueven cursos más industrialistas para favorecer el desarrollo de las nuevas transnacionales ‘Multilatinas’ (como Slim, Odebrecht, Techint)”. “Estas compañías —continúa Katz— lucraron con las privatizaciones, pero ahora priorizan los negocios industriales y jerarquizan el mercado regional”. (Cynthia Lana en "la historia del grupo Rocca-Techint y el Mercosur")
Neodesarrollismo (y buenos dividendos)
Los actores políticos de todos los lados (también de nuestra orilla) y todos los tiempos juegan con los poderosos sectores económicos, después de todo siempre es necesaria la alianza del gobierno con un sector de la economía para asegurar gobernanza.

Ahora que a Clarín se le nota que ya no es lo que era en materia de penetración y pareec no servir para insuflar "voz de mando" en las palabras de los CEO de Techint se hizo necesario echar al ruedo a las primerisimas lineas, hoy por hoy el que habla en nombre del holding es uno de los Rocca.

Dice Paolo Rocca: "Si hay un clima de negocios hostil para las empresas, todos los activos del país irán perdiendo valor" y la pregunta de rigor es ¿que significa “clima favorable" a los negocios para el grupo?.

Algunas veces la simbiosis son beneficiosas y otras veces perjudican a uno de los sectores involucrados. Negar que los actores interactúan ha sido un gran error de los buscadores de épicas de todos los tiempos, solo hay que buscar el punto de mutua conveniencia y crear las condiciones para llegar a el. Vaya empresa ¿No?.

1 comentario:

Hérnan dijo...

es increible el manejo de la opinión pública que Rocca intenta hacer para sostener sus intereses. no se trata sólo de cuestiones materiales (como podría ser distribuir dividendos o transparentar sus tributos al fisco), sino especialmente que sus intereses tienen que ver con el poder. con la agenda de gobierno, de cuya elaboración hoy se ven alejados (más allá de que los favorezca).

http://yaesta.blogspot.com/2011/01/el-poder-economico-y-politico-vale.html